Dieta de limón: Ventajas, desventajas y cómo llevarla a cabo.”

 

La dieta del limón como popularmente es conocida, se trata de un régimen alimenticio que si bien no ha marcado tendencia dentro del mundo del fitness, ha llegado para quedarse y utilizarse como un recurso desesperado al cuál recurrir cuando se quieren eliminar esos kilos de más que se han ido acumulando poco a poco a lo largo de los meses o inclusive años.

Dieta de limon

Pero, ¿qué tan efectiva es esta dieta?, ¿en verdad ayuda a adelgazar?, ¿es saludable?, todas estas y más cuestiones vamos a analizarlas una por una para determinar si la dieta del limón en verdad nos puede aportar los beneficios de una dieta balanceada convencional, o si sólo es una más de esas dietas emergentes en lo que se logran resultados (y no precisamente los deseados) a través de la privación de alimentos durante períodos cortos de tiempo.

Las propiedades del limón y sus beneficios para el cuerpo

Antes de comenzar, debemos darles un repaso a las propiedades del limón y cómo este puede aportarnos beneficios para el cuerpo.

Aunque la lista de los alimentos con más vitamina C no está exactamente encabezada por el limón, lo cierto es que posee una cantidad considerable como para posicionarse entre los primeros, sólo por detrás de otros frutos como el kiwi. A pesar de ello, gran parte de la Vitamina C que se encuentra en el limón se encuentra en forma de antioxidantes que ayudan a retrasar el proceso oxidativo de las células del organismo, previniendo síntomas como la vejez prematura o ayudando a fortalecer la capacidad del sistema inmunológico para luchar contra virus y bacterias.

 

También sabemos que junto con el ajo, son conocidos como los antibacterianos de la naturaleza, desarrollando un papel muy importante para combatir enfermedades infecciosas desde la antigüedad. Por esa razón es que suele utilizarse en una cantidad inimaginable de remedios para la gripe, el resfriado, tratar enfermedades de la piel, etc.

 

Su contenido de Vitamina C y sus propiedades antibacterianas también le hace un excelente antinflamatorio, por lo que ayuda a aliviar infecciones en la garganta, amigdalitis, úlceras en la boca o gingivitis.

Además de la ya mencionada, también cuenta con Vitaminas del complejo B, Vitamina E y y un coctel de minerales entre los que destacan el calcio, cinc, cobre, hierro y un largo etcétera más. Nutrientes que resultan esenciales para que el organismo pueda desempeñar funciones de carácter vital.

 

Sus propiedades antioxidantes ayudan a eliminar las células grasas que se acumulan en el torrente sanguíneo, por lo que es excelente para tratar enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, arterosclerosis y el colesterol alto.

 

pierde peso factoresY la lista continúa; no cabe duda que el limón es un fruto con una gran cantidad de propiedades benéficas para el cuerpo, siendo de esta forma, ampliamente recomendable para incluir en cualquier tipo de dieta. Pero a pesar de todo ello, ¿resulta apropiado seguir un régimen alimenticio basado únicamente en el consumo de limón? La verdad es que cualquiera podría decir con cualquier seguridad que no y precisamente por ello es que en la Dieta del Limón se integran otros alimentos como carnes magras, frutas y verduras para suministrar al organismo de otros nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento.

¿En qué consiste la dieta del limón?

Este régimen se basa en un plan de cinco días en el que se busca eliminar el mayor número de kilos a través de la desintoxicación del cuerpo.

Días previos:

En los días previos se debe preparar al cuerpo al cambio repentino de hábitos alimenticios, por lo que es ampliamente recomendable mermar el consumo de grasas, azúcares, alcohol, tabaco y otras sustancias nocivas para la salud.

 

Día 1: Lunes

Beber zumo de limón diluido en agua tibia. Alrededor de unos 2 litros a lo largo del día. Es importante no endulzar o en caso de hacerlo, utilizar únicamente Stevia o Miel, ya que de lo contrario se estarían consumiendo las sustancias intoxicantes que contienen los productos procesados.

Las comidas principales deben limitarse únicamente al consumo de vegetales frescos, principalmente hierbas como la acelga o espinacas, además de verduras como la zanahoria, jitomates, pepinos, etc. Es importante no consumir vegetales ricos en carbohidratos como el plátano o las patatas.

No ingerir ningún tipo de carne, por muy magra que esta sea.

Día 2: Martes

Desayuno/Merienda: Infusión de limón con stevia o miel

Medio día: Un pomelo o naranja

Almuerzo: 2 vasos de zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente; 1 plato grande de ensalada de zanahoria, tomate y berro; 2 rodajas de piña.

Cena: 2 vasos de zumo de limón e agua templada; 1 plato mediano de arroz integral; 1 huevo duro; 1 pera

Día 3: Miércoles

Desayuno y merienda: Té de limón con enducolorante

Medio día: Un pomelo o naranja

Almuerzo: 2 vasos de zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente; 1 pechuga de pollo a la plancha con limón; ensalda de tomate con perejil, ajo y aceite de oliva; 1 manzana.

Cena: 2 vasos de zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente; 1 porción de budín de calabaza; 1 ensalada de lechuga y tomate; 1 taza de 15 fresas.

Día 4: Jueves

Desayuno: Té de limón con Stevia

Medio día: Un pomelo o naranja

Almuerzo: 2 vasos de zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente; 1 porción mediana de pescado a la plancha con limón; ensalada de berenjena; 2 rodajas de piña.

Cena: 3 vasos de zumo de limón diluido en agua a temperatura ambiente; 2 calabacines rellenos con arroz integral y queso bajo en grasas; puré de zanahoria; 1 pera

Día 5: Viernes

Desayuno: Té de limón con stevia.

Medio día: Un pomelo o naranja.

Almuerzo: 2 vasos de zumo de limón diluido en agua templada; una porción de ternera de carne, 1 ensalada de diferentes hierbas con tomate y pepino, 1 manzana

Cena: 2 vasos de zumo de limón diluido en agua templada; una porción de pierna de pollo horneada sin piel; ensalada de espinaca con salsa bechamel light; 2 rodajas de melón.

Importante: Consumir agua de manera regular a lo largo del día.

 

Ventajas de la dieta de limón

Se trata de una dieta desintoxicante que ayuda a quemar esos kilos de más ganados a través de los años

Debido a que se basa en el consumo del limón, se ingieren una gran cantidad de vitaminas C que actúan como antioxidantes para prevenir el envejecimiento prematuro, mejorar la calidad del sistema inmune, etc.

Es una excelente alternativa para adoptar un estilo de vida mucho más saludable, reduciendo por completo la ingesta de alimentos chatarras o con exceso de grasa.

Aporta un valor calórico demasiado bajo, que propicia a un mayor consumo de grasas como fuente de energía para el organismo.

Desventajas de la dieta del limón

El cuerpo requiere de grasas para la creación de células vitales y otras hormonas que desempeñas funciones imprescindibles en el organismo. Al haber una ausencia de este macronutriente, el cuerpo no será capaz de general esas células y/o hormonas, por lo que se pueden desencadenar efectos secundarios devastadores si el régimen se sigue por más de cinco días.

 

La misma falta de grasas también puede llevar a un consumo desmesurado de otros alimentos, ya que con la ingesta de estas se produce una hormona conocida como leptina y que desenvuelve un papel importante en la sensación de saciedad.

 

Tampoco se le da mucha prioridad al consumo de proteínas, que a la larga desarrolla una condición conocida como catabolismo muscular en la que el cuerpo comienza a alimentarse de los propios músculos para obtener energías. Esto supone la aparición de efectos secundarios como tener un metabolismo más lento.

Se trata de un plan alimenticio fugaz, que por tanto no se puede mantener por más de 5 días, ya que de lo contrario afectaría negativamente en el correcto desarrollo del cuerpo.

No se recomienda para atletas que practican cualquier actividad física de manera regular, pues la exigencia de energía que supone el deporte, sumado al déficit calórico de la dieta, podría ocasionar un colapso en el sistema del atleta.

 

Tampoco debe ser llevada a cabo por personas que jamás se han sometido a un régimen más balanceado, pues la escasez de los alimentos podría ocasionar un aumento en el apetito, así como ansiedad y otros trastornos emocionales.

Entonces, debería o no debería seguir la dieta del limón??

Todo depende de cómo lo veas y cuál es tu situación actual. Esta dieta definitivamente no está pensada para personas que practican algún deporte de manera regular, pues su aporte calórico es sumamente bajo en comparación a la que un atleta de medio o alto rendimiento requeriría.

 

Tampoco es ideal para personas que nunca han llevado un estilo de vida estricto en cuanto a alimentación se requiere, pues esto ocasionaría un aumento en el hambre, propiciando la ansiedad y otros padecimientos similares.

Puedes seguir esta dieta siempre y cuando no te excedas de los cinco días, pero no debes verla como un método para incentivar la quema de grasas, sino más bien como una forma de liberar al cuerpo de todas las toxinas que se absorben a diario a través de la contaminación e incluso la misma alimentación. Es muy importante que antes de comenzar te prepares mentalmente, pues si eres una persona que acostumbra a comer con cierta regularidad, muy probablemente te sea difícil evitar los impulsos de apetito.

 

Recuerda que si tienes cualquier tipo de duda, lo mejor es consultar con el médico especialista quien debe llevar a cabo una evaluación general de tu cuerpo y estilo de vida, para que en base a tus necesidades pueda determinar si seguir la dieta del limón es ideal o no para ti, o si existen otras alternativas que te ayuden a la desintoxicación de tu organismo.