Cómo usar la avena para adelgazar: Cruda o Cocinada?

La avena tanto cruda como cocida puede combatir la obesidad. Pero si la tomamos cruda nos beneficiaremos mucho más de sus propiedades.

 

La avena se caracteriza por su alto poder nutritivo. Tanto es así, que durante cientos de años la avena ha sido la base de la alimentación de muchos pueblos.

 

Ha sido nombrada como “La reina de los cereales” y es que su alto contenido en vitaminas, proteínas, y minerales (magnesio, calcio, hierro, manganeso, fósforo y potasio) hacen que destaque entre todas las demás.

 

La avena es un gran aliado para bajar de peso, controlar la presión arterial y el colesterol. Asimismo, mejora el tránsito intestinal, regula el azúcar de la sangre, e incluso nos protege contra agentes cancerígenos.

 

 

Hoy vamos a conocer más a fondo sus propiedades:

 

¿Por qué es tan eficaz la avena si queremos bajar de peso?

 

Su gran potencial adelgazante se lo debe a una multitud de elementos que unidos, interactúan para propulsar nuestro metabolismo. Este alimento es un gran aliado, tanto para cuidar de nuestro cuerpo como para bajar de peso.

 

Te vamos a contar por qué:

 

Controla los niveles del colesterol malo:

 

Artículo Relacionado:  Cómo usar la zanahoria para perder peso

Debido a su alto contenido en aminoácidos esenciales, en grasas insaturadas (Omega 6) y fibra, nos ayuda a bajar los niveles de colesterol. Además nos aporta equilibrio debido a que produce un efecto saciante.

 

Por otro lado, contribuye a aumentar el colesterol bueno (HDL) y a bajar de peso.

 

Contiene un poderoso efecto saciante:

 

Es muy alto su poder adelgazante ya que nos ayuda a regular de forma natural los niveles de azúcar y colesterol de nuestra sangre. Además aporta equilibrio psicológico debido a que nos hace sentirnos saciados.

 

Estas propiedades se las debemos a su alto contenido en hidratos de carbono complejos. Estos son de lenta metabolización lo que produce un equilibrio natural de azúcar, eso hace que la avena sea muy recomendable para diabéticos.

 

Favorece el tránsito intestinal y beneficia la eliminación de toxinas:

 

Contiene una gran cantidad de fibra, lo que combate el estreñimiento. Hace que eliminemos toxinas y también las grasas que hacen que engordemos.

 

Nutre el cuerpo y los tejidos:

 

Gracias a su aporte de hierro, sodio, potasio, zinc y ácido fólico, la avena nutre nuestros tejidos, impidiendo la flacidez que se produce junto a las grandes oscilaciones de peso.

 

Previene el cáncer:

 

Artículo Relacionado:  Jugo de manzana para adelgazar

Los fitoestrógenos o los lignanos son elementos que colaboran a disminuir las posibilidades de contraer cáncer.

 

¿Cómo incluirla en nuestra dieta?

 

Incluiremos la avena en nuestra dieta de forma moderada y constante. Es bueno estar atentos a las respuestas de nuestro cuerpo y dejar de consumirla si altera nuestro sistema digestivo de forma brusca (diarrea, vientre hinchado o inflamación).

 

También consultaremos a nuestro médico y le haremos partícipe del cambio de nuestra dieta. Evitaremos asimismo azúcares refinados y alimentos procesados.

 

¿Cómo tomarla, cocida o cruda?

 

Se puede tomar de ambas formas, pero cruda conserva mejor sus nutrientes. Cuándo cocemos la avena ésta pierde parte de sus propiedades, sin embargo sabe mejor, y resulta más sabrosa.

 

La avena cocida resulta asimismo más fácil de digerir. Por otro lado, si queremos mejorar el sabor de la avena cruda, podemos hidratarla con agua o agregarle frutas frescas.

 

Agua de Avena:

 

Deja avena en remojo toda la noche. Et voilà! Ya tienes tu agua de avena, lista para consumir.

 

Avena en tus platos:

 

Espolvorea avena sobre ensaladas, y comidas. Puedes triturarla en un molinillo, y que sea más fácil de combinar.

 

Puré con avena:

 

A tus purés con verduras puedes agregarle la avena, esto hará que sumes nutrientes a tu dieta.

 

6 beneficios de la avena que te harán adorarla

Beneficios avena

 

La avena sienta bien y no es por casualidad. Su fibra y sus antioxidantes le otorgan propiedades contrastadas que la convierten en un cereal terapéutico. ¡Descúbrelas!

 

Los copos de avena son prácticos, deliciosos y muy nutritivos, así que no es extraño que se hayan convertido en uno de los ingredientes más apreciados en la alimentación saludable.

Puedes disfrutarlos en tus mueslies o porridges, con un poco de leche vegetal, o en tus barritas de cereales, mufins u otros dulces, aunque el cereal, que puede conseguirse en versión sin gluten, también se puede consumir cociendo directamente el grano.

 

Cómo sacarle el máximo partido a tu porridge de avena

DESAYUNO MUY SANO

 

Cómo sacarle el máximo partido a tu porridge de avena

Cuando se incorpora la avena a la dieta habitual, por ejemplo los copos en el desayuno, es fácil sentir que muchas cosas mejoran: sienta bien, te sacia, se regula el tránsito intestinal… Pues bien, no son imaginaciones. Estos beneficios son mucho más que una simple percepción y no son los únicos.

 

Cómo cuida la avena de tu salud

La avena es un cereal muy completo y equilibrado. Junto a los carbohidratos y la fibra, aporta más proteína, grasa y minerales que otros cereales.

 

Te aporta, por ejemplo, muy buenas cantidades de magnesio, cobre, hierro, cinc y vitamina B1, así como pequeñas dosis de calcio, ácido fólico y otras vitaminas del grupo B. Además, es muy rica en manganeso. Y todo esto de forma muy condensada: en poca cantidad y sin aportar demasiadas calorías.

 

10 snacks cargados de proteínas para después de entrenar

REPONER FUERZAS

 

10 snacks cargados de proteínas para después de entrenar

Esta composición, junto a la presencia de varias sustancias que la hacen única, le otorga ventajosas propiedades para la salud:

 

  1. Es rica en antioxidantes

Las avenantramidas son unos polifenoles que se encuentran casi exclusivamente en la avena.

 

Estos antioxidantes no solo combaten la oxidación celular sino que tienen un efecto regulador de la presión arterial y antiinflamatorio. Esto se debe a que aumentan la producción de óxido nítrico, un gas favorece la dilatación de los vasos sanguíneos.

 

  1. Alimenta las bacterias buenas del intestino

La avena es rica en una fibra soluble llamada betaglucano, que es fermentable. Eso hace que tenga un efecto prebiótico en el intestino, es decir, que alimente las bacterias beneficiosas que componen la microbiota.

 

Vichyssoise con avena

DIGESTIVA

 

Vichyssoise con avena

  1. Regula los niveles de azúcar

Los betaglucanos, al ser solubles en agua, forman un gel durante la digestión que enlentece el vaciado del estómago y el paso de los azúcares a la sangre.

 

Esto hace que la avena ayude a reducir los niveles de azúcar en sangre y a mejorar la respuesta insulínica. Se considera especialmente útil en casos de diabetes de tipo 2.

 

  1. Te ayuda a reducir el colesterol

Los betaglucanos de la avena también contribuyen a reducir el colesterol malo LDL, en parte reduciendo la absorción del colesterol que aportan otros alimentos.

 

Por otro lado, sus avenantramidas pueden contribuir a evitar la oxidación del colesterol, especialmente si se consume la avena acompañada de alimentos ricos en vitamina C.

 

Todo ello hace que la avena sea ideal para incluir en la dieta a fin de prevenir trastornos cardiovasculares.

 

Protégete con avena

ALIMENTO Y MEDICINA

 

Protégete con avena

  1. Previene la aparición del asma

La introducción temprana de la avena en la dieta de los niños reduce el riesgo de que desarrollen asma de tipo persistente.

 

  1. Mantiene tu peso a raya

Como hemos visto, la avena no dispara el azúcar en sangre y esto puede resultar de ayuda en este sentido, pues evita los altibajos además resulta saciante, todo lo cual ayuda a controlar la ingesta y a reducir peso.

 

A ello se suma el hecho de que la fibra de la avena mejora el estreñimiento.