Prueba la dieta brasilera y adelgaza ¡12 kilos en un mes!

En los últimos tiempos, la dieta brasileña se ha puesto muy a la moda debido a los excelentes resultados que está ofreciendo a la hora de perder peso. Se trata de un régimen alimenticio bastante riguroso con el que se pueden llegar a perder hasta 12 kilos de peso en un mes.

A pesar de que se debe seguir al pie de la letra para maximizar los resultados, también resulta flexible en el aspecto de que se ha estructurado para realizar de 4 a 5 comidas durante todo el día, evitando de esta manera la ansiedad y frustración que el hambre puede llegar a causar.

La dieta brasilera es completamente natural, ya que está basada principalmente en la ingesta de frutas y verduras.

El plan de 1 semana consiste en:

Dieta brasilera de 1 semana para adelgazar

Lunes

Desayuno: Un vaso de jugo de manzana y un huevo hervido.

Almuerzo: 100 gramos de carne magra, 2 papas cocidas y 4 hojas de lechuga.

Merienda: Un vaso de jugo de manzana y una rebanada de pan tostado integral.

Cena: 200 gramos de pescado a la plancha, un huevo cocido, lechuga y arvejas.

Antes de ir a dormir: Un vaso de jugo de manzana y una rebanada de pan tostado integral.

Martes

Desayuno: Un vaso de jugo de naranja, un plátano y una naranja.

Almuerzo: 100 gramos de pescado a la plancha, acompañado con un tazón de ensalada de verduras frescas.

Merienda: Un vaso de jugo de naranja y una rebanada de pan tostado integral.

Cena: Repetir lo mismo que en el almuerzo.

Antes de ir a dormir: Un vaso de jugo de naranja y una rebanada de pan tostado integral.

Miércoles

Desayuno: Un vaso de leche alta en proteínas y una rebanada de pan tostado integral.

Almuerzo: 100 gramos de arroz blanco (pesar ya cocido) y ensalada de repollo con perejil y un de jugo de limón.

Merienda: 100 gramos de queso bajo en grasa.

Cena: 100 gramos de pechuga de pollo, una manzana y 4 hojas de lechuga.

Antes de ir a dormir: Un vaso de jugo de manzana y una rebanada de pan tostado integral.

Jueves

Desayuno: 60 gramos de piña y un vaso de jugo de piña.

Almuerzo: 100 gramos de carne magra, 20 gramos de queso y una naranja.

Merienda: Un vaso de jugo de piña y una rebanada de pan tostado integral.

Cena: Ensalada de zanahoria rayada con una cda. de aceite de oliva extra virgen, y dos papas hervidas.

Antes de ir a dormir: Un vaso de jugo de piña y una rebanada de pan tostado.

Viernes

Desayuno: Un vaso de jugo de manzana y una rebanada de pan tostado.

Almuerzo: 150 gramos de pescado a la plancha y 2 zanahorias cocidas.

Merienda: Una manzana y una naranja.

Cena: Una porción de sopa de vegetales y una rebanada de pan tostado integral.

Antes de ir a dormir: Un vaso de jugo de naranja y una rebanada de pan tostado integral.

Sábado

Desayuno: Un vaso de jugo de manzana y un poco de pan tostado.

Almuerzo: Una porción de sopa de vegetales y una rebanada de pan tostado integral.

Merienda: Ensalada de remolacha hervida (150 gramos), una cda. de aceite de oliva extra virgen.

Cena:100 gramos champiñones salteados, acompañados de un tazón de ensalada de vegetales.

Antes de ir a dormir: Un vaso de jugo de manzana y 2 rebanadas de pan.

Domingo

Desayuno: Un plátano y un racimo de uvas.

Almuerzo: 100 gramos de ternera o cualquier carne magra y un tazón de ensalada repollo, cebollas y jugo de limón.

Merienda: Un vaso de jugo de zanahorias y una rebanada de pan tostado integral.

Cena: Una porción de sopa de vegetales, 4 hojas de lechuga y 100 gramos de fruta fresca.

Antes de ir a dormir: 2 higos secos y un vaso de jugo de manzana.

Precauciones a tener en cuenta

Recuerda que incluso esta dieta puede considerarse milagro. En muchas ocasiones hemos advertido acerca de los riesgos que supone el seguir una alimentación tan escasa, tales como el temido efecto rebote. Para evitar ello, una vez terminado el régimen, debemos hacer todo lo posible por no caer en la tentación, por lo que habrá que regularizar nuestras ingestas diarias, es decir, consumir las calorías necesarias para mantener el peso. Para ello, podemos utilizar alguna aplicación como MyFitnessPal que nos ayudará a conocer cuánto debemos comer y llevar un registro de las calorías que consumimos a lo largo del día.

Nuevamente, al ser una dieta que limita mucho la ingesta calórica, también crea desajustes en el metabolismo, así que no debes seguirla por más de una semana. Si con este tiempo no es suficiente para llegar a tu peso ideal, no te preocupes, que puedes hacer nuevamente la dieta en la semana siguiente. Un buen ejemplo de estructura a seguir es: Semana 1: Dieta brasilera/Semana 2: Dieta de mantenimiento/Semana 3: Dieta brasilera/Semana 4: Dieta de mantenimiento… y así sucesivamente hasta conseguir los resultados deseados.

Si planeas seguir la dieta por dos semanas seguidas o más, hazlo bajo tu propio riesgo, sin embargo, te recomendamos cada 10 días hacer una dieta libre, es decir, consumir todo tipo de comidas, incluyendo comida chatarra alta en carbohidratos simples para equilibrar nuevamente los niveles de grelina y leptina, hormonas que desarrollan un papel importante en el control del hambre y la regulación de la saciedad.

Tal y como dice en el título, esta dieta te puede ayudar a perder 10 kilos de peso en un mes, sin embargo, ten en cuenta que entre esos 10 kilos también perderás líquidos y masa muscular, así que no serán 10 kilos de grasa perdida limpiamente.

Una vez terminada la dieta, prueba a seguir una alimentación balanceada, aunque con las calorías normales que debes consumir para mantener tu peso. Evita a toda costa comer comidas ricas en azúcares refinadas, sodio y grasas saturadas que son muy frecuentes en alimentos procesados como las frituras, bollería, comida congelada, refrescos embotellados, etc.

Si no tienes un exceso de peso considerable (por ejemplo, si sólo quieres adelgazar entre 2 y 4 kilos), por ningún motivo debes realizar actividad física considerable, ya que esto ocasionará un déficit calórico severo que probablemente te lleve a tener malestares mayores como fatiga, dolores excesivo en el cuerpo, mareos, náuseas e incluso desmayos.